Nuevos filamentos para impresión 3D elaborados a partir de residuos agrícolas.

Publicado por Alejandro Rubio García el

Nuevos Biofilamentos

Esta semana nos sorprende una noticia proveniente del "otro lado del charco". Se trata de un proyecto internacional en el que se intentan desarrollar bioplásticos específicos para la impresión 3D a partir de residuos agrarios y forestales. Estos restos, tales como el serrín de pino o las cascaras de la caña de azucar, servirán como base para evolucionar tecnologías eficientes para la producción de biomateriales y bioplásticos.

Materiales plásticos a partir de residuos agrícolas

En este proyecto se espera la intervención de grupos de investigación procedentes de distintos países, entre los cuales podemos encontrar Alemania, Noruega, Finlandia, Chile o Perú además de empresas de este sector. La propuesta, llamada ValBio-3D (Valorización de residuos de biomasa para materiales de alto valor agregado para bio-impresiones 3D), va en línea con otro recientemente presentado para el aprovechamiento del corcho de menos calidad.

La doctora María Cristina Area, es quien coordina este proyecto internacional. Se trata de una investigadora independiente del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas). Los diferentes investigadores del proyecto ya han participado en el primer encuentro de las instituciones y grupos que integran el equipo, que se realizará en la capital de Perú.

¿Cómo lo hacen?

El procedimiento para conseguir bioplásticos empezará con la cáscara de la caña de azúcar y con residuos forestales como el serrín de pino. A partir de esos materiales, se realizará el fraccionamiento en compuestos químicos y la producción de nanocelulosa y biopolietileno a partir de bioetanol, para finalmente obtener biomateriales que se convertirán en los nuevos filamentos para las impresoras 3D.

Materiales plásticos a partir de residuos agrícolas

“La evolución de este tipo de productos está dando aun sus primeros pasos.  A día de hoy, las impresoras 3D funcionan con plásticos derivados del petróleo. El objetivo es poder obtener materiales que sean sostenibles y que también cuenten con buena resistencia, algo que será posible gracias al uso de nanocelulosa”, explicó Area.

Aplicación en la impresión 3D

Para la investigadora, se trata de una iniciativa con un gran potencial. Las impresoras 3D han generado una enorme revolución y actualmente son capaces de producir todo tipo de elementos de diferentes tamaños, hasta prótesis. Que esos objetos estén hechos de materiales obtenidos a partir de recursos renovables será un gran logro.

La responsable del proyecto destacó la importancia de la consolidación de esta iniciativa a través de la cooperación entre las principales instituciones de investigación europeas y latinoamericanas. También resaltó el estrecho trabajo con las industrias.

Materiales plásticos a partir de residuos agrícolas.

Y es que toda medida que venga a contribuir al desarrollo de nuevos productos y nuevos procesos que sean respetuosos con el medio ambiente siempre son bien considerados por un sector, como el de la impresión 3D, del que formamos cada vez más personas y somos conscientes que el factores como la biodegradabilidad y sostenibilidad son realmente importantes en los tiempos en los que nos esta industria está intentando abrirse camino.

 


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados