Hanna, el cachorro que ha vuelto a ser feliz gracias a la impresión 3D.

Publicado por María García Romera en

Un equipo de veterinarios brasileños llamados “Animal Avengers” han dejado con la boca abierta a mas de medio mundo con el numero de cirugías con base tecnológica a animales este pasado año. 

En febrero, el equipo realizo con éxito un implante a un loro, siendo la primera prótesis de pico impresa en 3D en titanio y en marzo ayudaron a una tortuga llamada Freddy a reconstruir su caparazón también con la impresión 3D.

Ahora mismo tienen un proyecto entre manos, el  Animal Avengers tienen como misión ayudar a Hanna, un cachorro de labrador de 15 meses de edad, a poder comer otra vez gracias a unos dientes impresos en 3D.

Solamente hace un mes, Hanna rompió incisivo superior derecho mientras estaba mordiendo un hueso, lo que hizo que el cachorro no pudiera comer nada.

Afortunadamente para Hanna y su dueña, Jeanne Montenegro, el equipo Animal Avengers estaban dispuestos a encontrar una manera de solucionar la situación.

El equipo de veterinarios de Sao Paulo está formado por 4 veterinarios, entre ellos un cirujano dental y un diseñador 3D que fueron los que se encargaron de crear el molde de la mandíbula superior del perro usando un proceso de fotométrica. 

Con el molde, Cicero Moraes, el diseñador 3D fue capaz de digitalizar el modelo y crear el diente roto. 

El implante personalizado fue impreso en 3D en cromo y en metal cobalto en el Centro de Información Tecnológica Renato en Campinas, uno de los únicos centros en Brasil que ofrecen servicios de impresión en 3D en metal. 

El material de metal del que está impreso el diente es en realidad mas fuerte que el original, para que no haya riesgos de rotura. 

Con la fabricación aditiva hecha, el diente fue implantado por el equipo de cirugía de Roberty Fecchio, el cual fue capaz de insertar sin problemas el implante. 

" La recuperación de Hanna fue rápida y su vida ha vuelto a la normalidad, pero debido a que el diente reemplazado fue un incisivo y se uso un sistema de entubación, se debe de tener cuidado de que el animal no haga demasiada presión por ahora en el diente." Digo Fecchio sobre la operación 

Todo esto, normalmente tiene un coste de alrededor de 5.000 reales brasileños aproximadamente 1.500 dolares, fue ofrecido al cachorro y a su dueña de manera gratuita, por ser el primer caso de este tipo.

El doctor Paulo Miamoto, el forense dental del equipo, explica que "Elegimos este caso para probar las nuevas tecnologías, para poder dar un paso adelante en el futuro. Creemos con firmeza que un día, la tecnología 3D será mas accesible y usada, beneficiando y facilitando la vida tanto a animales como a personas"

Desde la cirugía, Hanna es un cachorro mucho mas feliz, y por su seguridad Hanna no volverá a mascar mas huesos o a jugar a tirar con la cuerda, manteniendo tanto sus dientes orgánicos e impresos en 3D sanos y salvos.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados