Imprimir en 3D: 10 técnicas y hábitos que necesitas conocer

Publicado por C. Escobar en

Mejora sustancialmente la calidad de tus impresiones en 3D teniendo en cuenta estas sencillas recetas y precauciones.

La impresión 3D no es una ciencia exacta.  Tiene algo de arte, algo de intuición, y mucho de experiencia. Cuando uno se inicia en la impresión 3D, los errores de impresión son habituales, y uno acaba tirando la mitad de lo que imprime.

Con el tiempo, y tras mucha prueba y error, el usuario aprende lo que le puede pedir a su impresora 3D, a su marca de filamento, y a sus propias habilidades. Poco a poco, el novato perfecciona su técnica y aprende a detectar ciertos problemas antes de que ocurran, aumentando considerablemente su porcentaje de éxito.
 
Para acelerar este proceso y ayudarte en la curva de aprendizaje, hemos recopilado una lista de 10 técnicas y  hábitos que tendrás que adquirir por las buenas o por las malas, y que cuanto antes empieces a tener en cuenta, antes mejorarás en tus impresiones en 3d.

1. Ojo con el ABS 

Salvo que realmente sea necesario, evita el ABS. Hace unos años era el material mas usado para imprimir en 3D. Ahora, sin embargo, se usa mucho mas el PLA, ya que además de ser biodegradable, es mas fácil de imprimir con el: no necesitas cama calefactada, sufre menos warping o deformación, y es menos sensible a la temperatura, corrientes de aire, etc.
 
Si aún quieres o tienes que imprimir usando ABS, ten esto en cuenta para limitar al máximo sus inconvenientes:
 

a) La  temperatura idónea y configuración: La temperatura idónea de cada filamento es distinta. Unas marcas recomiendan una temperatura mayor y otras menor. Te recomendamos que antes de probar otras cosas, averigües cual es la temperatura recomendada para tu filamento, pues una incorrecta temperatura es causa de gran parte de las impresiones deficientes.

b) Cama caliente:  Averigua también cual es la temperatura idónea para la cama caliente, que por lo general estará en el entorno de los 90 ° a 110 ° C.

c) Una buena forma de evitar la deformación es bajar la temperatura de la cama caliente después de unas cuantas capas: El ABS se doblará bajo demasiado calor, así que después de las primeras capas, ya conseguida la adhesión a la bandeja, suele dar buen resultado bajar un poco la temperatura de la cama caliente. 

d) Kapton, laca, Dimafix, o cinta PET: Las impresiones ABS generalmente se adhieren mejor a la cinta Kapton que a la cama caliente, y por eso durante mucho tiempo se ha usado el Kapton. Hoy dia ya hay productos específicos, como el Dimafix, que es especialmente útil: al ser sometido a calor, se convierte en una pasta adhesiva. Cuando se enfría al terminar la impresión, pierde adhesión, así que la pieza se puede retirar sin problema.

Antes se usaba laca Nelly para conseguir adhesión, pero hoy día, existiendo productos específicos para impresión 3D, no tiene mucho sentido robarle la laca a la abuela.

e) Usar una solución de ABS: Disolviendo una pequeña pieza de ABS en 50 ml de acetona conseguirás una pasta que al ser aplicada en la cama caliente te dará mucha adherencia. Ten cuidado de no usar demasiado ABS para la mezcla, ya que se pegará demasiado y te dará problemas.

 

efecto warping


2. Impresión sin soporte: la regla de los 45º.

El material de soporte es algo a evitar, ya que por muy bien que lo retiremos, dejará marcas en la pieza. Por eso, es importante aprender a imprimir optimizando en lo posible las posibilidades de la impresora para evitar el uso de soportes.

Una buena forma de evitar los soportes es usar la regla de los 45 grados: si mantenemos las partes voladas de nuestro diseño por debajo de 45º de inclinación, eliminaremos la necesidad de usar material de soporte y conseguiremos que nuestra impresión sea limpia y uniforme. Por encima de esa inclinación, será necesario el uso de soportes, perjudicando el resultado final.

 

la regla de los 45 grados para imprimir en 3d

 

3. Incluir discos, botones, etc en el diseño: 

Si tu diseño tiene partes pequeñas que puedan sufrir durante la impresión, como por ejemplo, las patas de un insecto que deban apoyar en la bandeja de impresión, incluye en tu diseño discos alrededor de las partes finas. Imprimirán mejor, y las podrás retirar luego. De otro modo, corres el riesgo de que al tener poca superficie de apoyo sobre la badeja, se despeguen durante la impresión y arruinen el proyecto.

 


 4. Conoce los límites de la boquilla.

Ten en cuenta que la boquilla por la que sale el filamento fundido tiene un diámetro concreto. Por debajo de ese diámetro, la impresora no podrá imprimir, por mas que te empeñes.
Por tanto, evita imprimir objetos que tengan detalles inferiores al diámetro de la boquilla.
Por lo general, la boquilla imprimirá eficazmente como máximo un tamaño doble al suyo, siendo significativo también la distancia entre los puntos, por ejemplo, una boquilla de 0.5mm no será capaz de producir una línea más pequeña que 1mm.
 

5. La temperatura

Como ya hemos dicho al referirnos al caso particular del ABS, la temperatura es un factor crítico. Los amigos de Dima3D, fabricantes de Dimafix, explican con un gráfico muy didáctico los efectos positivos y negativos de usar una u otra temperatura.

 


Como se puede ver, subir o bajar la temperatura tiene tanto ventajas como inconvenientes.


6. La velocidad de impresión:

Una buena idea puede ser usar distinta velocidad de impresión para cada parte del objeto: la velocidad óptima para la zona exterior no es la misma que para el interior, lógicamente. Cuanto mas exterior, mas rápido podremos imprimir, y cuando mas al exterior, mas lento, para no afectar al aspecto final del diseño.
 
Una velocidad óptima será usar 15-20 mm/s para el exterior, y de 60-100 para el interior.

Además, existe otra técnica que te recomendamos usar, que consiste en reducir drásticamente la velocidad de impresión de la primera capa de impresión, para asegurar que estas se fundan y adhieran a la base con firmeza. En la siguiente imagen, un típico caso de mala adhesión a la bandeja que descubres después de 8 horas imprimiendo.


 


 
7. El texto en los diseños:

Con una impresora 3D de escritorio estándar, asegúrate de que si tu diseño incluye texto, este tenga al menos 5 mm de altura, lo que equivale aproximadamente a 20 puntos de tamaño de fuente (sin escalar, lógicamente).

Si usas una fuente menor, posiblemente no consigas un buen resultado. Si por el motivo que sea necesitas usar un tamaño de fuente de 20 o inferior, una buena idea es usar negrita, para dotar al texto de mayor superficie.


8. Tolerancias

Muchas veces nuestros diseños se componen de varias partes que se unirán una vez impresas, las tolerancias necesitan ser tomadas en cuenta para asegurarnos que las piezas encajarán a la perfección.

Por ejemplo, para asegurarnos que una tapa encaja perfectamente, la tolerancia deberá ser de al menos 0.25 mm para permitir la expansión de los materiales. Piezas con un mecanismo de encaje más suelto aceptarán tolerancias de entre 0.4 y 05mm. 


9. Colocación del diseño en la bandeja de impresión.

Intimamente relacionado con lo anterior, es crucial la forma en la que colocas el diseño a la hora de imprimirlo. Un buen diseño puede arruinarse por una mala colocación. 

Dependiendo de cómo coloques el objeto, la impresión tardará mas o menos. Cuando mayor sea la altura que ocupe el objeto, mas durará la impresión, lógicamente. Además, ten en cuenta que puedes inclinar el objeto, para reducir la inclinación del objeto por debajo de los 45º mencionados antes.


10. Detalles arriba:

Los detalles como el texto aparecerán mejor si se crean sobre una superficie plana bajo la boquilla, evitando que la impresora tenga que trabajar a distinto nivel sobre el eje z. Así que si tu pieza tiene detalles que quieres que salgan bien, es una buena idea que fijes la inclinación de la pieza de modo que el detalle o texto quede plano, perpendicular al eje z.

Ten cuenta que la resolución de la impresora 3d se refiere únicamente al eje Z, no al X e Y. Orienta tu diseño.

Estas son solo algunas píldoras para mejorar tus diseños e impresiones. En breve os facilitaremos otra edición de consejos y rutinas que os simplificarán la vida. Por lo pronto, podéis empezar a poner en marcha estas.

 

 
 
 


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados