Repara objetos impresos y modifica su diseño

Publicado por Juan González Vaz en

El Instituto Hasson Plattner (Alemania) en colaboración con la Universidad de Cornell (Estados Unidos) han creado con este proyecto un sistema para reducir al mínimo el consumo de materiales y disminuir los residuos durante el diseño, ya que este sistema propone vencer el impacto (en lo que a materiales y tiempo se refiere) en las iteraciones que se realizan durante el modelado de los objetos 3D antes de elegir el modelo final.

La fabricación aditiva actual mediante impresión 3D, reduce mucho los tiempos y costes con respecto a la fabricación tradicional pero es un proceso que se desarrolla en una sola dirección: el objeto una vez impreso con nuestra impresora 3D, no se puede modificar, solo se nos permite rehacer el diseño y reimprimir de nuevo.

Ya no es solo por el tiempo que los usuarios que trabajamos con impresoras 3D perdemos en imprimir de nuevo el modelo con las modificaciones si no también por el impacto ambiental, debido a que la mayoría de las veces tras imprimir el modelo, los cambios son mínimos, llegando a desaprovechar en torno al 80-90% del objeto que si presentaba las características deseadas. Este sistema hace que la fabricación desde cero sea innecesaria.

El proyecto modifica la concepción que se tiene actualmente: el usuario monta el objeto existente en la impresora 3D, carga el modelo original y el modelo 3D modificado en el software, a su vez este software calcula como reformar el objeto.

 

El sistema en primer lugar calcula mediante un software las partes que se han modificado del objeto real (o la primera iteración). Mediante una herramienta de revolución se retira la geometría antigua (la que el software entiende que es necesaria quitar para establecer la nueva geometría) seguidamente, la pieza se reorienta y con el cabezal de impresión, se imprime el nuevo fragmento en su lugar.

A continuación os dejo video del proceso: 

Cabe decir que este sistema, que aun se encuentra en sus inicios, es una idea muy potente y que puede llegar a integrarse perfectamente dentro de las impresoras tanto de uso profesional como doméstico, llegando a crear una interacción entre el mecanizado (sustracción de material) y la impresión 3D (adición de material).

Fuente: http://hpi.de


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados