Desarrollan una prótesis termosensible gracias a la impresión 3D

Publicado por Laura Ortega en

Investigadores chinos desarrollan una prótesis termosensible, mediante impresión 3D, capaz de detectar cuando un objeto está demasiado caliente.

 El mundo de las prótesis ha ido progresando a un ritmo muy rápido en los últimos años. Con la combinación de sistemas avanzados de ordenador, y más recientemente, la impresión 3D, la funcionalidad y la asequibilidad de los brazos protésicos, las manos y las piernas han mejorado mucho. La impresión 3D ha dado lugar a la creación de numerosas prótesis personalizadas en los últimos dos años, con grupos como e-NABLE liderando el camino.

Las prótesis de manos que existen hoy en día, todavía cuentan con un pequeño inconveniente. A diferencia de las manos humanas reales, las prótesis no tienen la capacidad de detectar la temperatura de los objetos. Con los años, esto ha llevado a una gran cantidad de accidentes, en los que los individuos terminan derramando líquidos calientes sobre sí mismos porque no podían sentir si el objeto estaba caliente. Además, muchas de las prótesis de manos impresas en 3D (especialmente aquellas hechas con PLA) pueden llegar a derretirse en caso de que entren en contacto con algo demasiado caliente. Esto ha llevado a los investigadores en la Universidad de Nankai en Tianjin, China, a desarrollar una prótesis de mano impresa en 3D que puede detectar la temperatura,  pudiendo evitar así  que ocurra un accidente.

Dirigidos por Lü Siyi, una estudiante de Informática e Ingeniería de la Universidad, los investigadores fueron capaces de diseñar e imprimir una prótesis de mano en 3D que está equipada con un sensor de temperatura y manipulada por un controlador micro-servo. La mano biónica, que se puede mover sobre la base de control de los músculos, también tiene la capacidad de enviar información a su portador. Cuando la mano coge un objeto que está demasiado caliente, el microcontrolador le dice que suelte el objeto. Al mismo tiempo, los impulsos eléctricos son enviados de vuelta a través de la mano hasta los músculos del usuario, haciéndole saber que lo que iba a coger está demasiado caliente.

"De esta manera, las personas con discapacidades serán capaces de sentir el nivel de temperatura del objeto." Lü Siyi explicó: "Cuanto mayor sea la temperatura de los objetos, más fuertes serán las señales de estimulación eléctrica enviados desde el panel de micro control. Esto proporciona una simulación precisa de lo que será una reacción fisiológica normal ante los objetos que estén demasiado  calientes ".

 El micro-servo es capaz de determinar la temperatura de un objeto y enviar un impulso eléctrico más fuerte para los objetos que tengan una temperatura más elevada y un impulso más suave para los objetos que no tengan una alta temperatura.

"Sólo cuando la temperatura del objeto excede un umbral preestablecido, la mano artificial lo hará saber, y la reacción fisiológica será la misma a la reacción humana normal al tocar un objeto caliente," dijo Siyi. "Se encuentra actualmente en pruebas. Creo que en el futuro, las manos protésicas termosensibles ayudarán a las personas con discapacidad a vivir  de manera más independiente, lo que reduce la carga del cuidado en las familias ".


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados