La tecnología 3D, también en el mundo de la astrofísica

Publicado por mava en

Hace casi 200 años, la constelación de Carina, una estrella no conocida hasta ahora en el planeta, entró en erupción, lo que la hizo convertirse en una de las estrellas más brillantes junto a Sirio. Pero esta estrella fue disminuyendo la intensidad de su brillo hasta volver casi a plena oscuridad solo cuatro décadas después. A partir de ahí, tiene constantes variaciones en su brillo, con diferentes longitudes y escalas temporales. Por ejemplo, hace solo algunos años, aumentó su tamaño y duplicó su brillo.

La explosión de Carina en 1843, provocó que una nube de polvo la rodeara, a la cual llamaron nebulosa Homunculus. Pero hace solo una década, se ha descubierto que la nube de la que hablábamos está compuesta por dos estrellas en una misma órbita y, dicha órbita, es la causante de los cambios periódicos del brillo de Carina.

Precisamente por la gran cantidad de variedad que muestra se trata de un misterio que, Thomas Madura de la NASA, quiere analizar y resolver. Su equipo muestra observaciones con todos los detalles sobre la naturaleza del sistema de estrellas, revelando aspectos desconocidos hasta el momento y, además, con métodos innovadores como a través de la impresión 3D de los datos, simulando todo lo que creen que está ocurriendo en el mundo de la astrofísica.

Mediante las impresoras 3D tratan de comprender el comportamiento del sistema, representándolo de forma visual para comprenderlo de una forma clara y sencilla. Habitualmente, se recortaban láminas bidimensionales para intentar conseguir que los lectores creen un modelo 3D mental, sin embargo, Thomas Madura ha aprovechado una forma muy conocida en la actualidad, las figuras impresas con tecnología 3D.

El equipo de la NASA ha representado algunas situaciones de Carina mediante impresión 3D, algo que nos proporciona mucha más información que los métodos tradicionales, ya que permite observar las diferencias de tamaño entre las estrellas, su distancia, cómo de grande son las ondas de choque y el impacto que provoca.

Además, con la tecnología 3D, pueden investigar datos más complejos. Podemos decir que el éxito de su trabajo, la rápida identificación de elementos desconocidos hasta ahora y los gráficos claros y sencillos para poder comprender el mundo de la astrofísica, son posibles gracias a las impresoras 3D, una de las herramientas fundamentales para estos estudios.

   


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados