Impresoras 3D en las bibliotecas estadounidenses

Publicado por mava en

Más de 250 bibliotecas estadounidenses ofrecen a sus usuarios impresoras 3D para interactuar y trabajar con ellas

Con el objetivo de que personas de cualquier edad o clase social puedan acceder a las herramientas másimpresoras-3d-en-las-bibliotecas-estadounidenses-impresoras3d.com innovadoras, actualmente, son 250 las bibliotecas de Estados Unidos que ofrecen servicio de impresión 3D a sus visitantes, según una publicación de la Asociación Americana de Bibliotecas. El uso que se les da a las impresoras 3D en las bibliotecas es muy diverso, desde Boy Scouts que buscan que las ruedas de un automóvil funcionen, hasta estudiantes que se encargan de hacer manos protésicas.

Pero el elemento principal por el que las impresoras tridimensionales están adquiriendo gran importancia en las bibliotecas estadounidenses, es debido a que es un servicio gratuito. En general, es muy difícil que todas las personas puedan tener una impresora 3D propia. La mayoría prefieren comenzar a probar los productos con precaución antes de realizar una gran inversión en tecnología, por eso, la importancia de que existan estas posibilidades en las bibliotecas.

Estas impresoras se utilizan mayoritariamente para ayudar a estudiantes de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, a que puedan investigar con ellas. Los fabricantes de impresoras 3D también están ayudando a que esta realidad sea posible. Mediante donaciones, incentivos y descuentos a las escuelas y bibliotecas, han conseguido que la tecnología de impresión 3D sea más accesible y esté disponible para todo el mundo. Las firmas que más están apoyando esta tendencia son 3D Systems, MakerBot y la canadiense Tinkerine.

Podemos decir que cuando los recursos de impresión 3D están disponibles para todo el mundo, son muchos los beneficios que se obtienen a cambio. Y es que así, las personas que carecen de los medios para acceder a ellas pueden desarrollar sus habilidades y estar en igualdad de oportunidades respecto al resto.

¿Qué te parece que el gobierno estadounidense fomente estas prácticas? ¿Te gustaría poder disfrutar de las mismas ventajas en las bibliotecas de España?


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados