Aportaciones de la impresión 3D a la cirugía en 2014

Publicado por mava en

Como bien es sabido, uno de los campos en los que estas máquinas están teniendo una gran aplicación es en la medicina. Por ello, hacemos un breve repaso de las noticias más sonadas en 2014 sobre las aportaciones de la impresión 3D a la cirugía.

La particularidad que tienen estas máquinas es que pueden producir implantes personalizados y herramientas médicas diseñadas específicamente para el cuerpo de un paciente en concreto. A continuación, nos disponemos a hacer un breve repaso sobre cómo las impresoras 3D cambiaron la vida de algunas personas durante este año.

  1. Un corazón impreso en 3D salva la vida de un bebé

El Hospital para niños Kosair de Washington recibió un paciente de tan sólo 14 de meses en busca de ayuda. Esta clínica está especializada en tratamientos relacionados con el corazón. Para ayudarlo, emplearon una copia de su corazón impreso en 3D para facilitar el tratamiento que era necesario utilizar.

La réplica fue producida por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Louisville, que reprodujo el corazón en un tamaño que duplicaba al original y así, los doctores pudieron detectar los problemas del bebé. La impresión 3D reveló que Roland, el bebé, nació con un agujero en su corazón y también con deformaciones en la aorta y la arteria pulmonar, así no se perdió tiempo durante la intervención y ésta fue un éxito.

  1. Se implanta un cráneo completo impreso en 3D

Este caso se produjo en marzo de 2014, en una mujer de nacionalidad holandesa de 22 años. Ella se convirtió en la primera persona que ha recibido una prótesis de cráneo completa hecha con una impresora 3D. La necesidad de ésta prótesis se debió a una extraña enfermedad que la chica padecía y le comprimía su cerebro progresivamente.

La mujer experimentaba graves dolores de cabeza, pues su cráneo había crecido cerca de 5 cm y presionaba al cerebro. La intervención tuvo lugar en el Hospital Universitario de Utrecht, en el mismo país.

La intervención duró en torno a 23 horas y, durante ella, trataron de evitar la progresión del trastorno, además de tratar de que su capacidad cerebral no se viese afectada, así como que no se deformara su rostro. Con el paso de los meses, los resultados fueron geniales, se consideró la intervención todo un éxito y, hoy día, la mujer ha recuperado las capacidades que había perdido e incluso ha logrado volver a su trabajo.

3d-printed-skull-5-702x336

  1. Una vértebra hecha por una impresora 3D es implantada

Expertos del Hospital de Pekín han realizado el primer implante de una vértebra, la cual ha sido reproducida con una impresora 3D. El paciente era un niño de 12 años con cáncer de huesos. El trasplante se realizó con un sustituto de material plástico, fabricado de titanio y que imitaba al hueso original.

 La impresión 3D de esta pieza redujo los costos de manera considerable; además, el período de recuperación también fue más rápido, pues la vértebra se fabrica de la medida exacta del paciente.

f04da2db11221375101246-596x336

  1. Un brazo biónico hace la vida de un niño de seis años más fácil

Desde la Universidad de Florida Central, desarrollaron un brazo biónico con una impresora 3D, para que Alex Pring, de seis años de edad, tuviera movilidad en el brazo derecho y pudiese hacer lo mismo que otros niños de seis años.

Los médicos habían estimado que el costo de éste estaría en torno a 40.000 dólares, pero una vez realizado, descubrieron que su coste fue de 350 dólares.

Gracias a la rapidez del equipo, Alex pudo dar, por primera vez en su vida, un abrazo a su madre.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados