Mammoth, una enorme impresora 3D pendiente de patente

Publicado por mava en

El Mamut de la impresión 3D cuenta con 4 extrusores y cama de impresión térmica

En la Conferencia de Impresión 3D celebrada recientemente en Australia, una compañía llamada 3D-Group, estrenó su nueva creación. Se trata de la impresora 3D Mammoth, presentada como “la impresora más grande del mundo”. Aunque dudemos de esta afirmación, lo que si es cierto es que esta máquina cuenta con una tecnología que, hasta ahora, no se había visto.

Según Simpson, CEO de la compañía,  ya han probado la impresora 3D para imprimir gran variedad de artículos tales como engranajes, letras gigantes o estatuas, que han necesitado varios días para completarse.

impresora-3d-mammoth-impresoras3d.com

El volumen de construcción es tan grande que es capaz de imprimir todo un conjunto de muebles de comedor de una sola vez.

La impresora 3D Mammoth, cuya traducción al español es Mamut, utiliza cuatro extrusoras y difiere de otras grandes impresoras 3D en que cuenta con una cama de impresión térmica única, pendiente de patente. Esto significa que ciertas partes de la cama de impresión se pueden calentar a temperaturas específicas. Esto permite el uso de múltiples materiales para diferentes objetos que pueden ser impresos simultáneamente. También reduce la electricidad necesaria durante la impresión.

Mammoth puede imprimir a una velocidad de hasta 150 mm/s y puede ser alimentado con filamentos de diferentes diámetros, de materiales como ABS, PLA, Nylon, PET, HIPS, etc.

impresora-3d-mammoth-impresoras3d.com

En cuanto al precio, la impresora 3D Mammoth se vende actualmente por  $80,000AU. Aunque pueda parecer cara, lo cierto es que su tecnología permite una perfecta definición, tanta que la propia compañía asegura ser capaz de imprimir con una calidad mucho mayor que las impresoras que está utilizando para la impresión 3d de un coche entero.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados