Las armas impresas en 3D sí son ilegales

Publicado por i3dCarlos en

Cada dia nos llegan todo tipo de consultas a la redacción de impresoras3d.com, muchas de ellas relacionadas con la impresión 3d de armas de fabricación casera. Parece correr entre la gente la idea equivocada de que existe algún tipo de vacío legal que a dia de hoy impide prohibir las armas de fuego en caso de que esté realizada mediante impresión 3d, en base a un diseño libre, o que no conste registrado. Para que quede claro, esto no es así:

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 4 del Reglamento de Armas (Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, BOE 55/1993), está expresamente prohibida la fabricación, además de tenencia y uso,  de las armas de fuego que sean el  resultado de modificar sustancialmente las características de fabricación u origen de otras armas, sin la oportuna autorización de modelo o prototipo. 

También está prohibida la fabricación, tenencia y uso, en general, de cualesquiera instrumentos especialmente peligrosos para la integridad física de las personas, de modo que, si bien la ley actual no se pronuncia expresamente sobre armas impresas en 3d, estas quedan perfectamente incluidas dentro de las prohibiciones que contempla la ley. Es mas, en ninguna ley se dice que un arma de fuego deba estar fabricada con piezas metálicas para ser considerada como tal.

Otra cosa es el control que de estas armas puedan realizar las autoridades, pero eso es algo consustancial a la naturaleza humana: quienes quieren eludir las leyes innovan constantemente y desarrollan nuevas formas de delinquir, y en paralelo las autoridades  desarrollan nuevas formas de detectar y evitar el delito.

Además, como podemos leer en Xataka, el hecho de que las armas se fabriquen en plástico no impide que sean detectables por los escáneres, pues ya sea en metal o en plástico, su forma y contorno es perfectamente visible en ambos casos.

Es cierto que hay países como España, en los que el ciudadano medio no tiene acceso a armas de fuego, por lo que es comprensible que una tecnología que permite la posibilidad de fabricar armas caseras genere cierta alarma. Sencillamente, no es algo a lo que estemos acostumbrados.

Menos comprensible es que eso genere alarma social en EEUU, donde existen la friolera de 270 millones de armas de fuego en manos de civiles, según datos oficiales.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados