Strooder convierte restos de plástico en filamento para impresoras 3D

Publicado por C. Escobar en

Strooder: Ahora, reciclar en casa y obtener filamento para tu impresora 3D será más fácil que nunca.

Economizar, reciclar y contribuir a un correcto mantenimiento del medio ambiente es clave en todos los sectores. Concretamente, en el de la impresión 3D, se investiga continuamente acerca de cómo poder reciclar y reutilizar su material estrella, el plástico.

Ya conocimos el pasado año el proyecto Filabot, cuyo objetivo principal era la reutilización de residuos plásticos convirtiéndolos en filamento. Hoy vamos a hablar de Strooder, que sigue los mismos pasos que Filabot.

Strooder es una máquina diseñada para engullir pastillas de plástico  y devolverlas en forma de filamentos para su uso en una impresora 3D. A poco tiempo de haber comenzado su campaña de financiación en Kickstarter, Strooder ya había conseguido su objetivo. Es más, en tan sólo 11 horas consiguió 20.000 dólares y aún queda casi un mes para que finalice esta campaña.

Los fabricantes de Strooder, una empresa del reino Unido llamada OmniDynamics, se han centrado desde su inicio en la venta de pequeñas pastillas de plástico para que los usuarios puedan hacer su propio filamento. No obstante, el filamento perdido en impresiones fallidas, también se podrá usar para crear nuevo filamento, siempre y cuando se corte en trozos pequeños. De este modo, podremos reciclar nosotros mismos todo aquel material que no haya podido utilizarse sin tener que acudir a una planta de reciclaje.

 

La compra de pastillas para alimentar a la máquina es alrededor de 5 veces más barato que la compra real de filamentos de impresión 3D, por tanto, la máquina supondrá un importante ahorro económico no a muy largo plazo.

Otra área de interés de los fabricantes de Strooder es la capacidad para producir diferentes colores de filamento mediante la mezcla de diferentes colores de gránulos. Puede reciclar tanto PLA  como ABS y en un fututo ofrecerán posibilidades adicionales como PP, PET, HDPE, HIPS, PE. Actualmente, existen tres tamaños de boquillas diferentes para producir filamento del calibre adecuado para las diferentes impresoras 3D. Otra característica a destacar de Strooder es que cuenta con una pequeña pantalla táctil en color que mejora la facilidad de uso y lo orienta, más aún, al consumidor directo.

En cuanto al precio de Strooder, es mucho más asequible que Filabot. Esta última costaba entre 900 y 750 dólares. Sin embargo, Strooder se está ofreciendo a sus colaboradores en Kickstarter por alrededor de 335 dólares o incluso 250 dólares a los primeros que colaboraron con el proyecto. Se estima que el producto terminado se distribuya a partir del mes de septiembre.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados