RoboBeast, impresora 3D para la producción de manos robóticas

Publicado por mava en

Probablemente el ebanista  Richard Van As y el diseñador de disfraces Ivan Owen no eran conscientes hace un año de la repercusión mundial que tendría la historia de fabricación de una mano robótica para Van As, y mucho menos que fruto de ese éxito naciera el entusiasmo que hoy permite que hablemos de una nueva impresora creada por ellos. Para ponernos en antecedentes vamos a recordar la historia de ambos. El ebanista de origen sudafricano había perdido los cuatro dedos de una mano y para ello contacto con Ivan Owen, un americano especializado en la confección de las extremidades de los disfraces. Acudía a él con la intención de que éste prestará sus conocimientos de diseño para fabricar una mano robótica, la posteriormente conocida como Robohand. Pronto recibieron el apoyo de grandes empresas como MakerBot que donó 2 ejemplares de su replicator para que tanto Van As como Owen trabajaran en coordinación. Ahora, un año después, van As está ha dad por terminada una nueva invención. Esta vez se trata de RoboBeastuna impresora 3D robusta, diseñada con la intención de utilizarla en la fabricación de prótesis de manos y que tendrá como destino aquellas zonas del mundo que se encuentren o hayan sido víctimas de conflictos vélicos o zonas donde abunde la extrema pobreza. robohand La idea de construir una impresora 3D especializada en la producción de manos robóticas nace de las necesidades que ha ido encontrando Van As tras su decisión de aplicar sus conocimientos de diseño e impresión 3D en ayudar a personas con estos problemas y tras la utilización para ello de la impresora 3D que disponía. Las posibilidades de la replicator 2 para este fin, son según Vas As, algo más limitadas y la acumulación de tareas han obligado a éste a crear una máquina que responda como necesita. La RoboBeast es una impresora 3D carente de necesidades de ajustes de software de configuración, ajustes mecánicos de la estructura antes de imprimir y con capacidad propia para calibrarse por sí misma. Es una máquina resistente, indicada para ayudar a personas en ambientes hostiles de países en desarrollo.  Vas As y su equipo han estado trabajando en ella los últimos tres meses para dar como resultado una impresora 3D tipo RepRap, capaz de imprimir piezas de 20 x 20 x 20 cm y diseñada en aluminio.   La impresora 3D también cuenta con una pantalla táctil y un puerto USB para la transmisión de datos. Incorpora además una tarjeta SD cargada con varios modelos de la mano robótica ROBOHAND y en varios tamaños por lo que el usuario que la reciba puede ponerse a imprimir directamente. robobeast-launch  La impresora aún tiene que pasar algunas pruebas antes de su salida al mercado pero se calcula en varias semanas esté disponible. De momento el precio de venta que se bajara ronda los 2.500 dólares.  


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados