España desarrolla una impresora 3D de comida, Foodini.

Publicado por mava el

España hoy es noticia por asuntos relacionados con la impresión 3D, y lo es porque se está desarrollando en nuestro país un ejemplar de impresora 3D capaz de imprimir comida. La empresa que está llevando a cabo tal proyecto es Natural Machines, una empresa con sede en Barcelona  que con su estudio quiere hacer posible la opción de que los consumidores impriman alimentos tales como tortas, dulces o pasta. Situada dentro del parque comercial Glories de Barcelona, Natural Machines quiere poner en consonancia la tecnología de impresión 3D y la alimentación. Es una empresa joven, creada hace año y medio por cuatro fundadores. En la actualidad, la compañía estudia recurrir a financiación a través de empresas de capital riesgo, según adelanta The Wall Street Journal. Esta empresa ha desarrollado un dispositivo de impresión 3D denominado Foodini, que permite crear alimentos preparados con chocolate, pasteles de distintas clase o incluso permite hacer pasta fresca. La gran ventaja que incluye esta impresora 3D de comida es la posibilidad de programarla para que a una hora determinada comience su labor de impresión, así cuando el usuario llegue a casa encontrará una rica pasta fresca natural, un postre o tarta u otros alimentos. Natual Machines quiere reinventar con Foodini el sentido de cocinar y la relación entre la tecnología de impresión 3D y la comida. Para ello, esta nueva impresora 3D de comida permite a sus usuarios combinar varios tipos de ingredientes para crear un producto concreto, algo que hasta ahora no había sido posible. Hasta séis cápsulas para seis ingredientes distintos incorpora Foodini para que en un mismo producto que necesite varios ingredientes para cocinarse pueda ser impreso con esta impresora 3D de comida. Foodini cuenta también con un calefactor, incorporado en el dispositivo. Este accesorio que desprende calor, permite al usuario mantener la comida caliente durante todo el proceso de impresión 3D del alimento. Barcelona-startup3d-printed-food-2_600x400 Lynette Kucsma es un antiguo empleado de Microsoft que actualmente trabaja en el proyecto Foodini de Natual Machines. Para Kucsma, en un futuro cercano los usuarios podrán comprar ingredientes en tiendas y simplemente ponerlos en las máquinas y programarlas para imprimir lo que desean comer. Desde Natural Machines están habilitando la opción de que los usuarios de Foodini puedan compartir con los demás y a través de internet cada experiencia y cada alimento que fabrican con esta impresora de comida. El precio de salida de Foodini está fijado en 1.000€ y el público objetivo al que está destinado es el de los pequeños usuario domésticos en hogares, aunque desde la compañía no descartan su utilización para la restauración por chefs profesionales.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados