Piq, impresora 3D de chocolate

Publicado por mava en

Una joven de 30 años, Lalla y su socio Donovan Crowley, de 34, pusieron en marcha recientemente una campaña de promoción de su impresora 3D de chocolate Piq en la plataforma Kickstarter, en la que intentaban expandir y desarrollar un proyecto basado en la impresión 3D de chocolatinas personalizadas. Lalla ha sentido siempre curiosidad por el mundo de la tecnología y la innovación, por ello decidió estudiar Ingeniería Mecánica. Siendo estudiante del MIT, Lalla tuvo la oportunidad de trabajar con impresoras 3D, cortadoras láser y otras máquinas de Prototipado Rápido. Sin embargo, y aunque el interés de ella por estas maquinas era alto, el acceso a las mismas era limitado por el precio de las mismas y el poco conocimiento que había sobre esta tecnología. En aquel momento, una noche en la residencia de la universidad, Lalla pensó que quería fabricar un reloj de pared que estuviera compuesto en un 90% de chocolate. Ahora que las máquinas de impresión 3D y todos sus accesorios y materiales de impresión 3D se han vuelto más accesibles y la tecnología se ha vuelto más popular, Lalla plantea llevar su sueño a la realidad. Su proyecto, denominado Piq, precisaba de 25.000 dólares para llevarlo a cabo, según explican los creadores en el anuncio de la plataforma. La idea es ser capaz de reproducir en chocolate, cualquier diseño que los consumidores quieran pedir, partiendo de un logotipo que tiene la marca como imagen corporativa. images (3) De momento Lalla ya ha hecho algunas pruebas aunque la impresión 3D en chocolate es lenta y laboriosa. Imprimir en chocolate es delicado y dedicado, hay que esperar a que cada capa se solidifique antes de poder imprimir la siguiente, comenta Lalla. "Para solucionar este problema se puede utilizar un relleno pero hay que tener cuidado para que el chocolate que se use como relleno no salga hacia fuera en forma de extrusión", añade. Sin embargo, Piq es capaz de crear rápidamente moldes y objetos de plástico o de silicona con gran calidad, pero la impresión con chocolate es más laboriosa. Todos los chocolates que se muestran en la campaña de promoción de Piq, han sido hechos por esta impresora de chocolate, algunos de ellos con muchos detalles y complejidad en la confección. En la actualidad Piq ha recaudado mas de los 25.000 dólares que necesita para hacer realidad el sueño de Lalla.  


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados