Vader, impresora 3D de metal líquido

Publicado por C. Escobar en

La Make Faire dio mucho de sí hace unos cuantos días en Nueva York y la actualidad informativa se ha notado por el volumen de nuevas creaciones que fueron presentadas y que se van conociendo con el paso de los días.

La nueva impresora 3D Vader es uno de estos ejemplos de aparatos que fueron presentados durante las jornadas neoyorquinas. Se trata de un modelo de impresora 3D que trabaja con metal líquido activado mediante inyección que la compañía Vader Systems ha lanzado al mercado.

Sus creadores son los propios dueños de la compañía, Scott y Zack Vader, padre e hijo han sido los encargados de ir dando forma a este proyecto.

La impresora Vader trabaja impresión de chorro con metal líquido. Se llama así porque a la hora de llevar a cabo el proceso de impresión 3D, éste se asemeja a chorros de tinta.

Cada gotita de metal fundido y estado líquido se imprime colocándola en su lugar específico generando capas de aluminio fundido que se van acumulando de forma gradual. Se pueden crear piezas de distintos tamaños, todo ello simplemente cambiando el tamaño del orificio por el que sale el material, pudiendo crear piezas de 100 a 1.000 micras.

La tecnología de Sinterización Selectiva por Láser aplicada al metal es actualmente un proceso común para la fabricación de piezas de metal con buenos resultados. Esto implica la necesidad de usar un láser de alta potencia que permita fundir partículas de polvo metálicos y hacerlo líquido.

Vader es otro paso en el desarrollo de impresoras 3D que permiten imprimir con metal líquido, algo que en los últimos meses hemos escuchado con frecuencia. Sin embargo, el aspecto quizá más negativo de esto es la complejidad del proceso de impresión en 3D, aunque sus resultados son bastante buenos y permite fabricar tanto piezas mecánicas y electrónicas como conexiones internas.

Con esto, Vader Systems quiere que su impresora de metal líquido Vader se convierta en la primera marca que lidere este mercado, ya que sus creadores aseguran que su impresora está preparada para hacer los procesos de impresión 3D con metal líquido rápidos y altamente productivos añadiendo más boquillas de impresión a la máquina, multiplicando de esta forma los resultados en el mismo espacio de tiempo.

Aunque de momento se ha experimentado con metales como el aluminio, sus creadores creen que es relativamente sencillo adaptarla para la impresión en cobre, plata u oro.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados