Impresora 3D: mentiras y verdades

Publicado por C. Escobar en

Vale, has leido en un blog o has visto en la televisión algo llamado impresora 3d. El nombre en sí ya resulta llamativo por lo descriptivo que resulta. En seguida te imaginas una impresora 3d imprimiendo un objeto como en las películas de ficción, aunque intuyes que no puede ser tan bueno..

Lo cierto es que cuando uno empieza a informarse en serio sobre lo que es una impresora 3d, descubre con cierta frustación que la información accesible es bastante fantasiosa. Se escribe mucho sobre el potencial de estas máquinas, y encontramos imágenes de preciosas esculturas de formas imposibles, o complementos de bisutería que parecen sacados de un taller de joyería profesional.

Cuando uno ve algo así en seguida piensa que podría montar su propio negocio basado en la impresión 3D, pero lo cierto es que cuando de verdad se profundiza en esto de la impresión 3D lo que descubre, la primera verdadera y fundada conclusión que se saca, es que no es tan facil como lo pintan, y que los medios están exagerando mucho las cosas.

No es que no sea un mundo apasionante lleno de posibilidades. Sencillamente, funciona de un modo distinto al que nos venden. Sobre todo, hay que comprender que lo que se puede hacer con una impresora 3d doméstica de 1.000 euros no tiene nada que ver con las maravillas que vemos en televisión, que están hechas con impresoras profesionales carísimas.

Por ese motivo, hemos querido aportaros de forma resumida una relación de "verdades" sobre lo que es una impresora 3d doméstica y lo que se puede hacer con ella, para que dejen de tomarte el pelo.

1.- ¿Que puedo hacer realmente con una impresora 3D de 1.000 euros?

Asúmelo...con una impresora 3d de 1.000 euros no imprimirás esto...(Para eso necesitarás una impresora 3d que te costará mas de 10.000 euros.)

Sino esto: 

   

2.- Por lo general, los objetos no salen ya terminados:

Las impresoras domésticas y de precios asequibles utilizan FDM, básicamente deposición de chorro de plástico. Eso, a diferencia de otras tecnologías, implica utilizar material de soporte durante la construcción del objeto y por ello el objeto, una vez terminado, necesitará que retires el material de soporte, ya sea con unos alicates, acetona, una lija, cuter, etc. Así que no creas que los objetos salen del todo terminado. Eso solo ocurre con otras tecnologías mucho mas caras.  

    

3.- "Tan facil como pulsar un boton y empezar a imprimir": FALSO

Quien te diga eso te estará engañando o no ha usado una impresora 3d en su vida.  Son máquinas complejas que necesitan ser calibradas, y requieren cierto mantenimiento. Necesitarás familiarizarte con el software propio de la impresora, los materiales que puedes usar, etc. Tendrás que controlar ciertos aspectos relativos al proceso de impresión, y además la máquina no está libre de averías o pequeños desajustes: no es extraño que el extrusor se obture, que la impresora 3d se descalibre, etc... y aún así son unas máquinas fascinantes con las que se pueden hacer muchas cosas, pero definitivamente, no son máquinas para aquellos que no están dispuestos a hacer un pequeño esfuerzo.  

4.- Montar un negocio con una impresora 3d: ojo

No es que no puedas montar un negocio con una impresora 3d, es simplemente que tendrás que estudiar muy bien que necesidades tienes para elegir la máquina adecuada. Si pretendes vender figuras de acción, no te vale una impresora de 1.000 euros, sino que necesitarás una de polvo que puede imprimir en color (y cuestán decenas de miles de euros). Si quieres diseñar pulseras de plástico, no necesitas polvo pero tampoco te vale una impresora barata de FDM: te pasarás la vida retirando material de soporte y lijando piezas... las posibilidades son muchas, pero todas ellas tienen algo en común: es poco probable que te baste con una impresora doméstica. Seguramente necesitarás algo mas profesional... pero no desesperes, si no puedes afrontar la compra de un equipo caro, puedes acudir a servicios de impresión 3d profesionales que te ayudarán en las primeras etapas de tu negocio.  

5.- ¿Que materiales admite una impresora 3d doméstica?

Sin entrar ahora en detalles técnicos, quédate con la idea de que los materiales que podrás usar serán básicamente ABS y PLA, que son plásticos de características similares (mas o menos). Muchos de estos los podrás comprar en nuestra sección tienda Existen distintos materiales o variedades de los anteriores, que ofrecen distintos aspectos y texturas: por ejemplo, existe filamento que simula una textura y aspecto parecida a la madera, piedra arenísca, nylon, plastico semitransparente, filameto fluorescente, elástico, traslúcido... y la lista crece cada día, por lo que podrás pasarlo en grande probando unos y otros. Pero olvídate de imprimir en metal, resina, polvo, etc, como si se puede hacer con otro tipo de impresoras.

  

Si ya lo tienes claro, te invitamos a que entres en nuestra tienda y veas la gama de impresoras 3d disponibles. Puedes usar los filtros para acotar tu búsqueda, eligiendo tecnología, gama, marca de impresora, materiales compatibles, etc.


Publicación anterior Publicación posterior


2 comentarios

  • Cómo genero un nombre de usuario y contraseña?

    Enrique en

  • Muy buen artículo.

    Enrique en

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados