Copia fraudulenta de la impresora 3D Bucanner en Indiegogo

Publicado por mava en

El pasado mes de junio conocíamos el lanzamiento a través de Kickstarter de una nueva impresora 3D extraordinariamente económica, pensada y desarrollada para que en todos los hogares exista un ejemplar que imprima en 3D. Hablamos con esto de Buccanner, una pequeña impresora 3D, obra de la compañía Pirate3D que estaba dispuesta a lanzar al mercado una impresora cuyo precio no superaba los 300€. Sus prestaciones, evidentemente, eran más limitadas de lo que estamos acostumbrados a ver o leer. Sin embargo su binomio calidad/precio la convirtió en todo en un éxito en Kickstarter y en cuestión de un mes alcanzaba no sólo la financiación necesaria para llevar a cabo el proyecto, sino que la superaba en más de 14 veces. De hecho, en esta web calificamos aquella noticia como de "todo un éxito". Es curioso pero hoy detectamos en otra plataforma parecida, Indiegogo, una historia parecida, aunque no igual. ¡¡Es un fraude!! Se trata de una impresora 3D denominada The Burclader, un nombre ligeramente diferente al original, The Buccanner, y unas prestaciones sospechosamente parecidas. Capaz de recibir archivos por wifi, ordenador, teléfono móvil o tableta, The Burclader, como ya lo hiciera hace algunas semanas el original, asegura ser el dispositivo más sencillo de utilizar y de montar del mercado. Se ha estado anunciando como la impresora 3D que todo el mundo puede utilizar y a un precio realmente barato. Hasta el vídeo promocional del producto estaba diseñado idénticamente al original de la empresa Pirate3D. pirate3d-kickstarter-1 Los infractores, The Burclader, pedían financiación para un proyecto ingenioso a través de Indiegogo, pensando que nadie caería en la cuenta de que su original propuesta era una copia de un exitoso proyecto de hace solamente un mes. La compañía Pirate3D ha denunciado este hecho ante la plataforma Indiegogo y ésta ha retirado el anuncio con premura. De hecho, el link donde se ofrecía la fraudulenta impresora anunciada como ingenio, ya no devuelve ningún resultado sobre el producto. Pirate3D también lanzaba un mensaje a través de sus medios virtuales donde se informaba de tal hecho a sus usuarios y seguidores. Como nota curiosa podemos decir que este anuncio fraudulento, en el momento de ser retirado ya había alcanzado una financiación de más de 900 dólares. No deja de tener cierta gracia que las impresoras 3D, que para muchos constituye una amenaza a la propiedad intelectual e industrial, sufra en sus propias carnes los inconvenientes de la copia ilegal.          


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados