Tesco estudia ofrecer servicios de impresión 3D en sus tiendas

Publicado por mava en

El gigante de las superficies comerciales europeo, Tesco, se plantea cambiar los hábitos de abastecimiento de sus clientes. Dicho así puede sonar alarmante aunque no lo es tanto, pero sí que la cadena de supermercados y consumo minorista está estudiando la posibilidad de incluir impresoras 3D en sus establecimientos al servicio de los consumidores. La idea es ofrecer a los clientes la posibilidad de llevar a cabo tareas de impresión 3D en sus centros y de manera individualizada y particular, para que cada usuario que lo necesite imprima en 3D sus archivos. La compañía se encargaría de proveer a los consumidores de máquinas de impresión 3D en sus grandes superficies. Esta iniciativa está siendo estudiada por un equipo de personal experto en tecnología que además de analizar las opciones logísticas de la empresa y las posibilidades que este servicio ofrece a sus clientes, se está ocupando también de analizar los hábitos de consumo de los clientes y sus pautas de comportamiento para estimar el éxito de la propuesta. Sin duda, esta iniciativa cambiaría las formas de trabajo en las tiendas, a la vez que se verían obligados a incorporar a su plantilla personal especialista en tecnología de impresión 3D que conociese al detalle cómo funcionan cada una de estas máquinas y de qué forma obtener los mejores resultados. Tesco quiere incorporar las impresoras 3D como un servicio más de los que ofrezca su marca, algo que puede situarles muy por encima de la competencia en innovación.   Printer_in_action1_630x400 La idea de llevar a cabo este proyecto se está barajando a raíz de una petición y propuesta que Tesco ha recibido de la compañía Wilkinson. Hasta ahora, imprimir fotografías, cartelería y otros documentos es posible gracias a un servicio de impresión que ofrece Tesco a sus clientes. Por tanto, ambas compañías estudian el éxito que podría tener ofrecer a los clientes esos mismos servicios pero de impresión 3D. De esta forma, Tesco pretende que los consumidores sólo tengan que preocuparse de conseguir o diseñar archivos de lo que quieran imprimir en 3D, juguetes, joyería, zapatos, objetos de decoración o cualquier otro producto susceptible de ser impreso en 3D. La superficie comercial se encargaría de albergar todos los medios necesarios para que esos archivos CAD en manos de los usuarios puedan ser convertidos en objetos impresos en 3D. De momento Tesco y Wilkinson han afirmado que se encuentran muy entusiasmados e ilusionados con este nuevo servicio y que trabajan para convertirlo pronto en realidad.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados