Huesos impresos en 3D para solucionar fracturas

Publicado por mava en

Las aplicaciones de la impresión 3D en el campo de la medicina están dando resultados extraordinarios y a la impresión 3D de tejidos y prótesis, se unen las investigaciones que profesionales médicos e ingenieros están llevando a cabo sobre la impresión 3D de órganos. En esta ocasión, otra novedosa noticia nos hace ver que se están dando cada día pasos en la evolución de esto. Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts, MIT están llevando a cabo la creación de huesos artificiales mediante la utilización de impresoras 3D, huesos que pueden ser implantados en seres humanos. La investigación se está desarrollando creando diseños por ordenador en cuya producción intervienen polímeros blandos y rígidos que sirven de material de fabricación para una impresora 3D. Los resultados hasta ahora obtenidos ofrecen un ejemplar que es hasta 22 veces más resistente a la fractura que presenta un paciente.  En un artículo publicado del profesor Markus Buehler, éste indica que el hueso impreso es fuerte y resistente ya que se compone de sus dos materiales  constituyentes, proteína de colágeno suave y mineral de hidroxiapatita rígida. Los investigadores del MIT han desarrollado un sistema que imprime en 3D huesos sintéticos usando para ello una impresora 3D que combina en sus materiales dos polímeros sintéticos que tienen un comportamiento similar a la estructura ósea. Los patrones usados como materiales incluyen algunos naturales como el nácar aunque también algunos compuestos que son sintéticos. pt_1401_4749_o Una vez obtenido los primeros resultados, los investigadores encargados de este proyecto han sometido a prueba los huesos impresos en 3D para comprobar su resistencia y aguante ante situaciones de estrés y movilidad extrema. La conclusión obtenida de tales pruebas es que el hueso impreso en 3D presenta una mayor resistencia ante fracturas, de hasta 22 veces por encima de un hueso normal, y es capaz de soportar mejor las condiciones naturales. Junto al profesor Buehler, los estudiantes Leon Dimas y Graham Bratzel han colaborado en esta investigación de la que declaran su satisfacción por fabricar un modelo capaz de sustituir un hueso natural en caso de que un paciente lo necesite . En cuanto a la aplicación de la impresión 3D en general, dijeron que poder diseñar modelos propios con calidades y diseños perfeccionados puede mejorar los productos ya existentes en la actualidad.  


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados