La impresión 3D en el año 2025, según IDTechEx

Publicado por mava en

La tecnología de impresión 3D es una industria emergente en pleno desarrollo que ya en 2012 alcanzó una cifra de mil millones de dólares en ventas en todo el mundo. Una cifra mínima teniendo en cuenta que para el año 2025, un estudio de la empresa  IDTechEx sitúa ese crecimiento en 4 billones de dólares.
En el último año, la Impresión en 3D ha sido protagonista de muchas noticias en distintos medios de comunicación, y algunos de sus resultados han dado la vuelta al mundo en cuestión de horas. Está catalogada por muchos investigadores y empresarios como la artífice de la tercera Revolución Industrial, y aunque su invención data de los años 80 no ha sido hasta nuestros días cuando ha saltado la barrera mediática y hemos conocido el alcance y potencial que puede ofrecer. Fruto de esto los fabricantes de impresoras 3D hablan de un importante aumento de la demanda y gracias a esto, la industria ha entrado en una fase de desarrollo rápido y continuo que cada día lanza nuevos inventos sobre aplicaciones o materiales de impresión 3D.
La impresión 3D consiste en la generación de un objeto físico a partir de un modelo digital a través de un proceso de naturaleza aditiva tomando como materiales sólo aquellos estrictamente necesarios para el proceso, por lo que el conjunto de materiales desperdiciados es cuantiosamente menor en comparación con las técnicas de fabricación tradicionales. Según aquello que se vaya a imprimir en 3D, encontraremos un amplia gama de impresoras 3D y materiales adecuados para obtener el mejor resultado.
Originalmente esta tecnología ha estado enfocada en la producción rápida de prototipos y pruebas de ajuste, aunque poco a poco se está transitando hacia la producción de bienes finales.  El informe de IDTechEx prevé un enfoque de la industria hacia el prototipado rápido, la fabricación de productos finales y la estampación.
 
Aún en la actualidad, esta producción de objetos finales es relativamente lenta en comparación con los métodos tradicionales, pero poco a poco se van explorando nuevos sistemas y procedimientos que permiten una fabricación cada vez más económica, con materiales más ligeros y adecuados a según la industria a la que vayan dirigidos.
-SECTORES
Por sectores, el campo médico y dental es donde mayor oportunidad de negocio está encontrando la impresión 3D. En ellos, la personalización de los productos impresos y a un coste relativamente bajo, está permitiendo a cirujanos replicar cuerpos necesarios para pacientes que necesitan algún implante. Con la ayuda de una resonancia magnética y la tomografía computarizada, se configuran la base para el diseño de las prótesis a imprimir en 3D.
El informe de IDTechEx analiza también cada una de las tecnologías y los mercados actuales y futuros de la impresión 3D. Según éste, el crecimiento también será rápido en la industria de la joyería, las artes del diseño, y el sector de la arquitectura. La industria aerospacial, la ingeniería y la automoción serán otros de los sectores en los que la impresión 3D tendrán un gran impacto.
Por el contrario, las impresoras 3D destinadas a usuarios aficionados mantendrán una cota de mercado relativamente pequeña, con limitaciones en materiales y costos.
revenue-report-3_630x400
-PAISES
Por países, el mercado de las impresoras 3D es especialmente fuerte en EEUU, seguido de una importante competencia en los países de Europa. China por su parte, aún no está entre los principales países en innovación dentro de este sector, aunque su apuesta en el último año está siendo fuerte por hacerse un hueco importante dentro de la industria. En este país, de momento están encontrando mayor cuota de mercado en la exportaciones de máquinas y aplicaciones de impresión 3D, más que en las ventas nacionales.
revenue-report-1_630x400
-PRECIO
El precio sigue siendo una de las principales debilidades de esta industria. A los costes de material o de la máquina en sí, hay que sumar importantes tiempos de producción y un coste elevado ligado a ello. La impresión 3D aún no está lo suficientemente desarrollada como para que producir grandes volúmenes sea suficientemente rentable y el método entre a competir dentro de las economías de escala.
El informe no deja claro que la impresión 3D sea el motor de la nueva Revolución Industrial pero sí que una renovación industrial está en marcha a la sombra del desarrollo de esta tecnología.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados