La impresión 3D de armas mantiene en alerta a medio mundo

Publicado por mava en

El asunto de la violación de la seguridad que pueden llegar a hacer las impresoras 3D aplicadas a campos como la creación de armas, sigue siendo un tema de actualidad a nivel mundial, pero especialmente en Estados Unidos. Un nuevo informe del Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU advierte que podría ser "imposible" detener la impresión 3D privada de armas. Aunque ya en alguna ocasión, dirigentes de distintos países habían advertido del peligro de la impresión 3D mal enfocada, la alarma se disparó hace algunas semanas cuando el joven estudiante americano Cody Wilson mostraba al mundo entero no sólo el arma de fuego que había fabricado con una impresora 3D sino los archivos con el procedimiento a seguir para que cualquier usuario experimentara en casa.. Desde este momento, desde EEUU se trabaja en una ley que impida este tipo de actuaciones, al mismo tiempo que se solicitó al joven que retirara del tráfico virtual y público los archivos de los que hablamos. Este informe emitido por el Departamento de Seguridad de los Estados Unidos indica que los avances significativos que se están produciendo a gran velocidad últimamente en el campo de la impresión 3D, la disponibilidad de los archivos de impresora 3D digitales gratuitos para componentes de armas de fuego, y la dificultad para regular el tráfico de estos archivos pueden presentar serios riesgos para la seguridad pública. Otro de los problemas para el control de la seguridad que presenta la impresión 3D de armas, es la eliminación de casi todas las partes metálicas, por lo que burlar los detectores de metales se convierte en tarea fácil. A pesar de que la ley americana prohíbe a los fabricantes omitir las piezas metálicas compuestas por un pequeño clavo y municiones, algunos diseños desafían esto y podrían eliminar del todo los metales, algo aterrador si se piensa fríamente. Por su parte el gobierno australiano ha tomado medidas al respecto. La policía australiana ha advertido a la población contra el uso de armas impresas en 3D por el peligro y la ilegalidad que suponen. La fabricación de un arma de fuego con una impresora 3D lleva al fabricante a incurrir en un doble delito, el de la impresión 3D de la misma y el de la tenencia de un arma ilegal. Las armas impresas en 3D no sólo violan la seguridad por burlar los controles y detectores de metales, sino que escapan al control de calidad y protección para el usuario que las utiliza y que a diferencia de éstas, las armas comerciales sí cumplen, añadía la policía de Australia. El comisionado australiano terminó diciendo que por todos estos motivos, las armas impresas en 3D no son potencialmente peligrosas, son peligrosas y que las consecuencias de la no detección de las mismas por los controles de seguridad para el terrorismo son enormes. [embedplusvideo height="382" width="630" standard="http://www.youtube.com/v/9taL4svjH_g?fs=1" vars="ytid=9taL4svjH_g&width=630&height=382&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep4668" /]


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados