Robohand pide ayuda para continuar su labor social

Publicado por mava en

Robohand da sentido al dicho "échame una mano", y es que este invento de fabricación de una mano de acero que sustituya las extremidades de pacientes que la han perdido, ha ayudado ya a varias personas que se encuentra en esta situación. La Robohand está impresa en 3D con material de plástico PLA y unida y coordinada en sus movimientos por cables que accionan tanto la muñeca como los dedos en cuyas terminaciones lleva unas terminaciones de goma. La historia comenzó cuando el ebanista sudafricano Richard Van As perdió cuatro de sus dedos mientras trabajaba la madera. Después de intentar reconstruir su extremidad, el presupuesto del procedimiento ascendía a casi 8.000€, algo que se escapaba de su posibilidad. Van As se puso en contacto con Ivan Owen, un diseñador de disfraces para teatro ubicado en washington y especializado en extremidades y con su ayuda y la de la tecnología de impresión 3D, Richard Van As recuperó sus cuatros dedos. Para este experimento, Markerbot donó 2 impresoras 3D de escritorio Replicator, una para Richard y otra para Ivan por lo que para que este proyecto saliera adelante, se requería el compromiso de trabajo en equipo de los dos. El resultado fue tan satisfactorio que en poco tiempo ambos se dieron cuenta de las posibilidades que ofrecía la impresión 3D y decidieron ponerlas en práctica para ayudar a personas que o bien habían perdido su mano o habían nacido con malformaciones en la misma. Una vez hecho pública su historia, Ivan y Richard se pusieron a trabajar en nuevas peticiones que les llegaban desde distintas partes, como por ejemplo la historia de Liam, un niño de 5 años que nació con el síndrome de la Banda Amniótica que impide que las manos y los pies se desarrollen con normalidad. Ivan y Richard trabajaron en el proyecto de Liam pero también en algunos otros y todos los archivos del proceso de diseño e impresión 3D están colgados en Thingiverse para que aquel que lo necesite y le pueda ayudar, tenga la posibilidad de descargarlo. Desde que se produjera la historia de Liam en febrero de 2013, los archivos se han contabilizado alrededor de 3500 descargas de los archivos. Con esto, Robohand ha ayudado a un total de 4 niños en Sudáfrica, gracias al trabajo de Ivan y Richard y la colaboración de Markerbot. Pero el inconveniente radica en que este equipo se ha quedado sin fondos para seguir prestando su ayuda. En este momento el proyecto se encuentra en Indiegogo para solicitar ayudas en la financiación a todo aquel que quiera colaborar. Desde la organización se acepta cualquier ayuda que permita continuar con la causa, como por ejemplo suministro de materiales necesarios tales como el hardware Orthoplastic / termoplástico, cable, tuercas, rollos de plástico PLA para imprimir en 3D, plastidip para los dedos, materiales de anodización, como el ácido sulfúrico, colorante  y agua destilada. Cualquier ayuda es bienvenida para este proyecto para el que el tiempo y el compromiso, ya lo ponen Richard e Ivan. [embedplusvideo height="627" width="800" standard="http://www.youtube.com/v/Vbm37Te4aGw?fs=1" vars="ytid=Vbm37Te4aGw&width=800&height=627&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep4485" /]


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados