La costa de Nueva York será reconstruida con impresoras 3D

Publicado por mava en

Después del gran temporal huracanado denominado Sandy que atravesó gran parte de EEUU hace alrededor de 5 meses, muchos son los desperfectos que faltan aún por ser arreglados. En la ciudad de Nueva York aproximadamente 500 kilómetros de costa fueron devastados por la brutal acción de este temporal de tormenta y viento que aún están por reconstruir. Por ello, la Unidad de Desarrollo Económico de la ciudad de Nueva York (NYCEDC) puso en marcha un concurso denominado "cambiar el curso" con el que pretendían conocer el mejor proyecto de reconstrucción del paseo marítimo neoyorkino. El primer premio, con una dotación de 40.000€ fue para un proyecto cuya obra sería llevada a cabo por una impresora D-Shape. El procedimiento consiste en un análisis de la zona dañada y una vez tenido éste, imprimir en 3D cada una de las partes que van a componer las nuevas construcciones. Todo esto se diseñará e imprimirá en 3D de forma individual para una vez construido proceder a su montaje sobre el terreno a reparar. La impresora 3D d-Shape es considerada hasta el momento uno de los ejemplares más grandes conocidos, con una estructura de 6 X 6 metros que es capaz de imprimir incluso edificios. Su método de trabajo consiste en la superposición de capas de arena que poco a poco van generando un material de piedra artificial, parecido al mármol y superior al "cemento portland". Chaise_longue_FW_630x400 El proyecto ganador del concurso puede parecer en un primer momento complicado de llevar a cabo, pero una vez evaluado tiempos y costes de producción, la reconstrucción de la zona mediante la impresión 3D resulta menos costosa y rápida que en lugar de realizarla de forma tradicional. Además de que uno de los requisitos del concurso era el de presentar proyectos innovadores para la obra. Entre las ventajas que los miembros de la Unidad de Desarrollo Económico han valorado para otorgar esta obra a su realización mediante impresión 3D, una de ellas ha sido un cálculo en el ahorro de costes de alrededor de 2,5 billones de Euros así como rapidez a la hora de llevar a cabo la construcción y entrega de las instalaciones. Pero a la hora de tomar esta decisión, también se ha valorado como importante la calidad en los resultados que aporta la impresión 3D frente a la construcción de forma tradicional. La impresión 3D combina lo mejor de los resultados prefabricados y la construcción in situ, y esto afecta directamente a una mayor calidad de las terminaciones y una vida útil más larga. Además, el uso de la tecnología de impresión 3D para este fin, pone a prueba la capacidad de innovación y es una apuesta clara por el desarrollo de las nuevas tecnologías, por lo que sirvió esto último para decantarse definitivamente por esta opción. 20121031_634872421122012175w3110_630x400  


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados