El ministro de Aduanas de Nueva Zelanda, preocupado por la impresión 3D

Publicado por mava en

El ministro de aduanas (Custom Ministry) de Nueva ZelandaMaurice Williamson, se ha pronunciado recientemente sobre el impulso que ha tomado la tecnología de impresión 3D en los últimos tiempos y su repercusión en la seguridad ciudadana y entre países. Maurice Williamson asegura sentir miedo ante las posibilidades que con ellas se abren a la creación de productos desde cualquier parte del mundo, lo cual haría peligrar la seguridad en determinados puntos cuando el uso de éstas sobrepase las fronteras de las buenas intenciones y se destine a la fabricación de drogas o armas. Quizá el ministro neozelandés no vaya tan desencaminado y al igual que sabemos de sobra que en los últimos meses ha proliferado la fabricación de objetos como gafas, zapatos, juguetes, ropa, comida o hasta tejidos y prótesis humanas; también conocemos el ejemplo de Cody R. Wilson, un estudiante de 25 años de la Universidad de Texas que ha averiguado cómo imprimir un fusil automático desde su propia casa, pero además este joven americano ha colgado toda la información en internet para quienes deseen unirse a él. Según el ministro del país neozelandés el potencial del mundo de la impresión 3D es ilimitado y asegura que podemos estar ante una revolución tecnológica en su origen pero que afectará a todos los campos de nuestra vida cotidiana, que cambiará la existencia de la humanidad, más allá de la imaginación más salvaje que nadie pueda tener. 3d_printer_guns3_630x400 Para Maurice Williamson el auge de la impresión 3D enfocada hacia la fabricación de armas o drogas es algo que pone en peligro y no encaja en el marco jurídico vigente y que si una persona puede imprimir pastillas de éxtasis en un determinado momento cuando se encuentre de fiesta, ello afectará tanto a la seguridad de los presentes como al papel que juega el control en las fronteras. De momento el ministro de aduanas ha pedido a todos los trabajadores de su competencia que estudien los posibles peligros a los que pueden exponerse de ahora en adelante conforme esta nueva tecnología continúe avanzando. No obstante, Maurice Williamson también ve aspectos positivos a la invención y avance de las impresoras 3D y se siente muy ilusionado por imaginar las ventajas que la impresión 3D puede reportar y las oportunidades que generará para sus ciudadanos ya que espera que, en poco tiempo, tener una impresora 3D sea algo tan común como lo es en la actualidad cualquier ordenador.    


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados