Los diez principios de la impresión 3d

Publicado por C. Escobar en

Ultimamente están apareciendo libros sobre impresión 3d destinados a un perfil mucho menos técnico de lo habitual, casi podríamos decir que están destinados al gran público, y a aficionados de todo tipo, sin necesidad de conocimientos previos.

Entre estos últimos está, como no, el bestseller "Makers, the third industrial revolution" de Chris Anderson, del que ya os hemos hablado alguna vez. Recientemente ha sido publicado otro libro muy interesante, aunque eso si, está publicado solo en inglés, por ahora. Se trata de "Fabricated, the new world of 3d printing", escrito por los autores Hod Lipson y Melba Kurman.

En este último libro, de publicación reciente, y a modo de introducción, los autores resumen lo que llaman "los diez principios de la impresión 3d"; que suponen un buen resumen de las características y principales ventajas de la impresión 3d. Algunos de ellos aún no se han cumplido, pero llegarán, y sirven para hacerse una idea general de que cuales son las ventajas de la impresión 3d frente a la fabricación tradicional:

1.- La complejidad es gratis: En la fabricación tradicional, cuanto mas complejo es un objeto mas cara será su producción. Sin embargo, en la impresión 3d la complejidad del diseño no afecta a su coste de impresión, que dependerá únicamente del volumen de dicho objeto y por tanto de la cantidad de material utilizado. Esto juega a favor de los objetos complejos, ya que cuanto mas complejo sea el objeto, mas ventaja supondrá usar la impresión 3d frente a la fabricación tradicional.

2.- Las variaciones son gratis:

Otra de las ventajas de la impresión 3d sobre la fabricación tradicional es la variación del objeto a fabricar: En la fabricación tradicional, modificar el diseño del objeto a producir supone en la mayoría de los casos asumir enormes costes de producción, tales como reprogramar las máquinas que fabrican los objetos, paralizar la producción hasta adaptarla, modificación de moldes, y en resumen, los costes propios de volver a adaptar la linea de producción al nuevo diseño. Usando la impresión 3d como forma de producción, modificar el diseño del producto no supondrá mas coste que el tiempo que dediquemos al nuevo diseño. Además, la variación del diseño suele requerir de adaptaciones cuando este se lleva a la producción, lo que puede dar lugar a deshechar cientos o miles de unidades. Esto no ocurre con la impresión 3d.

3.- No es necesario el emsamblaje de piezas:

La fabricación tradicional se basa en la fabricación de todas las piezas que conforman un producto, de la forma mas simple y barata posible, para luego ensamblar dichas piezas. Sin embargo, una de las ventajas de la impresión 3d es que las impresoras 3d actuales permiten crear objetos ya ensamblados, evitando el proceso de montaje posterior, que suele suponer un importante gasto de personal y de tiempo de fabricación, que a su vez afecta al tiempo de producción de los objetos.Esto disminuye o disminuirá considerablemente el tamaño y complejidad de las cadenas de montaje en su concepción actual, lo que nos lleva al siguiente principio.

  4.- No hace falta estocaje:

Un producto puede ser impreso bajo demanda, sin necesidad de contar con estocaje. Esto es potenciado además por la simplicidad de la producción mencionada en el principio anterior: una menor complejidad del montaje supone menos tiempo de producción, entre otras cosas debido a que no hace falta ensamblar las piezas como en la fabricación tradicional. Además, no es necesario fabricar miles de unidades para recuperar la inversión que supone poner en carga la cadena de producción, así que otra de ventajas de la impresión 3d es que podemos fabricar los productos según son adquiridos por los clientes. Eso abre la puerta a todo tipo de micronegocios, pues ya no es necesaria una gran inversión inicial.

5- Diseño, formas y texturas sin límite:

La fabricación tradicional está limitada por los materiales que usa. Por ejemplo, la objetos fabricados con madera están limitados por la forma y grosor del tronco del que se extrae. Del mismo modo, la complejidad de los diseños están limitados por la capacidad de los instrumentos ý máquinas que se usan para obtenerlos. Muchas veces, un diseño inicial tiene que ser desechado por las limitaciones o costes de las máquinas que luego tienen que hacerlo realidad. Ésta es una de las mayores ventajas de la impresión 3d, ya que supone no ya competir en mejores condiciones, sino incluso poder actutar en campos vetados a la fabricación tradicional.

6.- No son necesarias habilidades especiales:

La fabricación tradicional y artesanal necesida de ciertas habilidades que en ocasiones requiere años de práctica, como por ejemplo en la artesanía. La impresión 3d borra de la ecuación esta limitación, permitiéndo a cualquiera que sepa manejar un software de diseño acerarse a la producción de objetos en igualdad de condiciones, y por tanto, una vez mas, abriendo la puerta a nuevos emprendedores. Por tanto, otra de las ventajas de la impresión 3d es que todos podemos fabricar cosas.  

7.- Fabricación compacta y portatil.

En la fabricación tradicional, las máquinas usadas para fabricar objetos pesan cientos o miles de kilos, y producen objetos diminutos en comparación con el tamaño de dichas máquinas. Sin embargo, las impresoras 3d fabrican objetos casi tan grandes como ellas mismas, lo que implica menos necesidad de espacio para montar un taller de fabricación, y a su vez, permite una total movilidad de éste. Podemos decir por tanto que otra de las ventajas de la impresión 3d es la ratio de capacidad de producción por metro cuadrado, que se optimiza hasta niveles inalcanzables para la fabricación tradicional.  

8.- Menos material de deshecho.

La fabricación de objetos metálicos mediante sistemas tradicionales desperdicia, según los autores, hasta un 90% del material. Esta tasa de desperdicio es ínfima en las impresoras 3d que imprimen en metal. Esto es aplicable casi a todos los materiales. Esto afecta a los costes, y también al medioambiente.  

9.- Infinitos materiales de fabricación

La fabricación tradicional usa tecnicas agresivas que cortan, comprimen, funden, estiran, perforan materiales, etc. Eso limita mucho la posibilidad de mezclar materiales. Sin embargo, una de las ventajas de la impresión 3d es la posibilidad de mezclar materiales en distintas proporciones, lo que implica poder imprimir en infinitas variaciones de materiales mezclados entre sí. Poco a poco irán apareciendo nuevos materiales de impresión, y nuevas mezclas de materiales existentes, abriendo enormemente el abanico de materiales con los que producir objetos.  

10.- Capacidad de crear replicas exactas

La tecnología de escaneado combinada con una impresora 3d nos permitirá, cada vez mas, replicar a la perfección objetos existentes. Esta posibilidad no existe con la fabricación tradicional, pues replicar un objeto a la perfección está limitado por el propio proceso de fabricación y la maquinaria utilizada.

   

En fin, estos son lo que los autores de este libro llaman los diez principios de la impresión 3d, que como veis están muy orientados a destacar las ventajas de la impresión 3d frente a la fabricación tradicional. Un análisis de estas ventajas puede ser muy útil a la hora de poner en marcha una idea de negocio basada en la impresión 3d, para poder valorar si el esquema de negocio cuenta con fortalezas frente a la fabricación tradicional que le permita ser realmente competitivo.


Publicación anterior Publicación posterior


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados